Con operabilidad, estabilidad y rigidez mejoradas,
el nuevo TH-X es por mucho el mejor sistema de
soporte que Libec ha desarrollado en esta categorìa.